Hipopresivos y postparto

hipopresivos y postparto

Hipopresivos y postparto: Cuando una mujer está embarazada, en su cuerpo se producen toda una serie de cambios que hacen que, una vez que haya dado a luz, sea completamente diferente a lo que fue en su día.

Para que vuelva a la normalidad será crucial dedicar un cierto tiempo a hacer ejercicio que se adapte a la mamá, y los hipopresivos son la mejor opción.

foto: www.yogamums.ie

Cuando hablamos de hipopresivos y postparto, nos estamos refiriendo a un tipo de ejercicio que se concentra básicamente en la zona de la apnea, estimulando la apertura de costillas y, además, ayudando a eliminar/difuminar la grasa abdominal que haya podido quedar contenida en esa zona, y que puede ser tan antiestética.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos son unos ejercicios que no van a ser dominados de la noche a la mañana, si no que se necesitará de una cierta práctica para conseguir abrir las costillas, así como para mantener el ritmo.

Hipopresivos y postparto: Consideraciones iniciales antes de ejecutar los ejercicios

Lo primero que tenemos que saber es que estos ejercicios tan solo se podrán empezar a realizar una vez que hayan pasado 3 meses desde el parto, cuando el útero haya vuelto a su posición anterior.

Se recomienda llevarlos a cabo durante un periodo de 6 meses, en una frecuencia aproximada de 2 clases semanales.

Entre los beneficios más característicos de estos ejercicios descubrimos que nos ayudan a recuperar la postura, a reducir el dolor de espalda, a mejorar la diástasis de rectos, a tonificar y a reforzar la musculatura abdominal, a recuperar el tono del suelo pélvico, a mejorar nuestras relaciones sexuales y a la recolocación visceral.

Por todas estas razones, este tipo de ejercicio es prácticamente imprescindible para la nueva mamá.

Foto portada: Margarita Bennett

Si te ha gustado este artículo recuerda compartirlo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *