Hipopresivos para hernias y pulbagia – Ideales para fortalecer tu musculatura

Hipopresivos hernias y pubalgia

Hipopresivos hernias y pubalgias: Para poder combatir y/o prevenir las hernias y las pubalgias, existen ejercicios hipopresivos, es decir, aquellos que se centran en trabajar la zona abdominal.

¿En qué consisten los ejercicios hipopresivos para hernia y pubalgias?

Foto: marjariasana

Estamos hablando de una serie de ejercicios que se tienen que realizar siguiendo una serie de pautas en cuanto a posturas, así como relacionadas con la respiración, que nos ayudan a conseguir los siguientes beneficios:

Por un lado, estos ejercicios ayudan a que se produzca una reducción del perímetro de nuestra cintura.

Por otra parte, con los entrenamientos de abdominales hipopresivos y hernia y pubalgias podemos conseguir mejorar nuestra postura, evitando los problemas que hemos comentado anteriormente.

En el caso de que tengamos algún tipo de problema o debilidad en la musculatura en general, también podemos tratarla.

Además, evitaremos que podamos experimentarla de cara al futuro.
También suponen unos buenos ejercicios para poder tratar problemas de incontinencia urinaria.

¿Cómo pueden ayudarnos estos ejercicios a prevenir hernias discales /pubalgias?

Estos ejercicios tienen la particularidad de ayudarnos a trabajar la musculatura situada en la zona de la faja abdominal, haciendo una cierta presión negativa con una apnea respiratoria.

En otras palabras que, si tenemos alguna debilidad en la zona abdominal, o bien una presión positiva, podemos hacerle frente.

Este tipo de problema es bastante frecuente en deportistas que tienen una buena musculatura, pero pueden llegar a tener un exceso de tono, lo que los provocaría.

Es por ello, por lo que, para poder evitarlo, se realizan estos ejercicios, y también se suele usar una faja abdominal.

En el caso de que vaya a empezar a practicar estos ejercicios por primera vez, quizá te convendría ponerte en contacto con un profesional para que te pueda asesorar al respecto.

Si te ha gustado este artículo compartélo 🙂

Foto portada: healthylivingstyle.net

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *