¿Qué es el glucógeno? ¿Cómo afecta a nuestro rendimiento?

¿Qué ocurre una vez agotadas las reservas de esta sustancia?

glucógeno

¿Estás pensando en someterte a algún tipo de dieta? Es importante que conozcas los efectos del glucógeno en tu cuerpo y como el exceso o defecto del mismo puede afectar en tu rendimiento.

¿Que es el glucógeno?

Dejando a un lado la terminología técnica, para que nos entendamos, el glucógeno actúa como reserva de energía.

Todas nosotras, en alguna que otra ocasión, nos hemos preguntado de dónde sale la energía que utilizamos para realizar actividades tales como el ejercicio físico o algún deporte.

Pues bien, la energía que nuestro cuerpo obtiene de los carbohidratos se transforma en glucosa.

En el momento en que nuestro organismo detecta un exceso de la misma, pasa de ser necesaria a acumularla de reserva.

Es aquí cuando entra en juego la conocida como glucogénesis, que consiste en el proceso de transformación de la glucosa en el glucógeno, siendo los músculos y el  hígado los encargados de llevarla a cabo.

alimentos glucógenos carbohidratos
La pasta y la harina son una gran fuente de carbohidratos

Ese pequeño almacén de energía se evapora cuando el cuerpo está sometido a constante actividad o pasamos algún tiempo sin llevar algo a la boca.

¿Cómo afecta a nuestro rendimiento el glucógeno?

La respuesta es sencilla, en el mismo momento en que se produce un descenso de glucógeno en nuestro organismo, sentimos una sensación de fatiga y desciende nuestro rendimiento.

Este cansancio puede suponer un problema de no contar con las reservas suficientes, por ello conviene llevar una dieta rica en hidratos de carbono.

Así como comentamos en párrafos anteriores que la falta de glucógeno puede resultar un inconveniente, también lo es el exceso de la misma.

mujer cansada por falta de glucógeno
La falta de glucógeno causa cansancio

Por tanto,

¿qué ocurre cuando la capacidad de nuestro almacén de glucógeno se sobrepasa?

La respuesta es que la sobra del mismo se convierte en los tan temidos michelines.

Una vida sedentaria, así como un plan de alimentación inadecuado son los peores enemigos en la lucha contra el exceso de grasa.

En mayor o menor medida conviene hacer ejercicio por el bien de nuestra salud física y para evitar el exceso de glucógeno en nuestro organismo.

Todas nosotras hemos oído hablar del llamado “efecto rebote” de algunas dietas. Pues e aquí uno de los culpables, el glucógeno.

indesable efecto yoyo para dietas en busca del peso ideal
Tenemos que evitar el efecto rebote o “yo-yo”

Cuando las mujeres, en un intento por conseguir la silueta deseada, nos sometemos a una dieta baja en carbohidratos estamos dando lugar a nuestro organismo a utilizar las reservas de glucógeno.

Embargadas por la felicidad de los primeros días, en las que la mayoría conseguimos perder una cantidad considerable de peso, la báscula vuelve a tornarse nuestra enemiga poco tiempo después.

Culpable: una cantidad desproporcionada de glucógeno.

¡Ojo! Toda dieta y plan de alimentación debe contar con el asesoramiento del personal médico cualificado para ello.

No dudes en acudir al nutricionista y preguntar acerca de los niveles de glucógeno y sus posibles consecuencias.

No hay mejor compañero en un plan de adelgazamiento que el asesoramiento de un buen especialista.

¡En la lucha por conseguir el cuerpo perfecto no hay hueco para el exceso de glucógeno!

Un ping

  1. Pingback:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *