¿Dolor cervical? Comprueba que haces bien los ejercicios abdominales

Una rutina de ejercicios abdominales mal realizada puede traer consecuencias desastrosas para nuestra espalda

dolor cervical para realizar mal los ejercicios abdominales

En el empeño por conseguir el cuerpo perfecto muchas de nosotras llevamos el ejercicio físico más allá de nuestras posibilidades, desencadenando dolor cervical que podría ser evitado.  Este es el caso de las abdominales mal realizadas.

Dolor cervical

abdominales para el dolor cervical
Foto: ethicsandvibes.wordpress.com

Desde el momento en que aterrizamos en el gimnasio y forzamos la máquina, pensando que conseguiremos en unos días hacernos con el cuerpo ideal, estamos forzando la salud.

Uno de los casos más comunes de esfuerzo físico y que mayores problemáticas causa, ya se haga en casa o en el gimnasio, son las abdominales.

Da igual el tipo de ejercicio abdominal que se practique, una mala técnica en su realización pueden llevar consigo, entre otras cosas, problemas musculares como el dolor cervical, de cuello o de espalda.

¿Cómo debemos hacer las abdominales? 

Nunca ayudarse con los brazos.

Este es uno de los errores más comunes y hacerlo de forma continuada puede provocar problemas en las cervicales. Para evitarlo, trabajar siempre con las manos cruzadas sobre el pecho.

La vista

Debe fijarse siempre sobre un punto determinado. Ello evitará entre otras cosas una mala posición del cuello.

Los hombros

esta parte del cuerpo cuanto más lejos mejor a la hora de realizar abdominales.

No te olvides de respirar.

Sí, aunque nos cueste, debemos procurar no morir en el intento de conseguir un abdomen de escándalo.Mira este vídeo de Susana Yábar para corregir los errores al hacer abdominales.

Por último, La Lengua

Coloca la lengua al paladar mientras realizas la abdominal – suena raro, lo sé, pero ayuda a aliviar algo de tensión en los músculos del cuello.

Además, piensa que a medida que repitamos la rutina de estos ejercicios, los músculos del cuello se harán más fuertes y aliviaremos el dolor.

El sobrepeso y el dolor cervical

El motivo mayor es padecer de sobrepeso, de hecho las personas que convivimos con esta condición debemos tener todavía más precaución a la hora de realizar cualquier tipo de ejercicio abdominal.

No se trata de ser más torpe o tener más dificultad a la hora de hacer deporte, sino en la masa corporal. En ocasiones a mayor cantidad de kilos las lesiones causadas son más graves.

Gorditas y felices, sí, pero un poco de actividad física diaria jugará en favor de nuestra salud.

Para ello basta con hacer algo de ejercicio a diario y cuidar un poco nuestra alimentación.

No querramos parecernos a Bridget Jones y querer comernos el mundo en el gimnasio en un solo día 😉

 

gordibuena al gimnasio
Parecemos Bridget Jones 🙂

Así que, vamos a corregir nuestra postura y a evitar los dolores musculares.

Si te ha gustado este artículo compártelo 🙂

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *