Correr adelgaza y mucho. Te enseñamos cómo adelgazar corriendo

Correr adelgaza y no es tan difícil

adelgazar corriendo te enseñamos como

Correr puede ser una forma muy efectiva de perder peso. Cuidar la alimentación y hacer ejercicio es fundamental para mantener tu cuerpo activo y en forma, pero ciertamente perder peso corriendo no siempre es fácil, así que aquí tienes una guía completa para conseguirlo.

¿Realmente funciona? Aquí tienes 40 ejemplos


¿Cuál es tu objetivo?

Antes de empezar a correr es muy importante marcar tus propios objetivos. Recomendamos que te pongas metas asumibles, ya que de no conseguirlas te podrías desanimar.

¿Cuál es tu estado físico actual?

Si llevas mucho tiempo si hacer nada de ejercicio deberías tomártelo con calma. Es posible que tu cuerpo no esté preparado para el esfuerzo físico que supone correr de forma continua y podrías lesionarte.

Si has sido madre recientemente, recuerda que al correr tu suelo pélvico sufrirá bastante, así que primero consulta con tu ginecólogo.

Si tienes mucho sobrepeso, empezar a correr de buenas a primeras no es una buena idea. Mejor empieza caminando.

Escucha las señales de tu cuerpo

Al empezar a correr es normal sentir como nos falta la respiración y tener fatiga en las piernas. No es normal sentir dolor en el pecho, marearnos o vómitos.

Para empezar con buen pie, no sería una mala idea acudir a nuestro médico para un chequeo general.

Correr te puede ayudar a perder peso, pero ten paciencia e intenta disfrutar desde el primer día. No lo combiertas en una tortura. Mejor poco a poco.

¿Cuánto tienes que correr para perder 1 kilo?

Perder peso corriendo no es rápido, incluso es probable que durante los primeros días de entrenamiento tu peso aumente y creas que lo estás haciendo mal.

La pérdida de peso se produce cuando realizamos ejercicios aeróbicos de forma continua, ya sea andar rápido o correr, a partir de los 20 minutos de actividad.

El esfuerzo necesario para perder 1 kilo corriendo dependerá de muchos factores. Por ejemplo los hombres consumen más energía que las mujeres, también influye la edad y fisionomía de cada mujer.

Una persona con mayor masa muscular tendrá mayor gasto energético que una que no lo tenga. Es decir, que cuanto más corras más gastarás. Es algo progresivo.

Para una persona estándar de entre 1,70 y 1,75 metros de altura, que tenga un peso medio de entre 70 a 75kg, y que corra una distancia de 11km en una hora, tendrá un consumo de entre 750 y 800 calorías.

Esto puede parecer realmente poco, sobretodo si tienes mucho peso que perder y teniendo en cuenta que 1kg de grasa corporal equivale a +/-7.700 calorías.

Recuerda que, depende del tipo de constitución de la intensidad y duración del ejercicio aeróbico que realices, gastarás mas o menos calorías. Para saber cual sería tu gasto energético aproximado hemos creado esta tabla orientativa:

  • Si pesas entre 50 y 60kg
    • Corriendo 8km en 1h. = +/-480kcal
    • Corriendo 10km en 1h. = +/-660kcal
    • Corriendo 12km en 1h. = +/-750kcal
    • Corriendo 14km en 1h. = +/-900kcal
  • Si pesas entre 60 y 70kg
    • Corriendo 8km en 1h. = +/-560kcal
    • Corriendo 10km en 1h. = +/-770kcal
    • Corriendo 12km en 1h. = +/-875kcal
    • Corriendo 14km en 1h. = +/-1050kcal
  • Si pesas entre 70 y 80kg
    • Corriendo 8km en 1h. = +/-640kcal
    • Corriendo 10km en 1h. = +/-880kcal
    • Corriendo 12km en 1h. = +/-1.000kcal
    • Corriendo 14km en 1h. = +/-1.200kcal
  • Si pesas entre 80 y 90
    • Corriendo 8km en 1h. = +/-720kcal
    • Corriendo 10km en 1h. = +/-990kcal
    • Corriendo 12km en 1h. = +/-1.125kcal
    • Corriendo 14km en 1h. = +/-1.350kcal

Estos datos son orientativos y han sido extraido de esta calculadora de calorías.

 


¿Cómo vestirme para empezar a correr?

¿Que tipo de zapatillas elegir?

A la hora de iniciar este deporte es muy importante equiparse correctamente para evitar lesiones.

Muchas veces los correderos principiantes no le dan importancia al equipamiento. Este es uno de los errores más importantes que pueden cometer.

Factores como tu peso y el tipo de recorrido que sueles hacer ( no es lo mismo correr por tierra que por asfalto) tienes que tenerlos en cuenta antes de decidir que zapatilla necesitas.

Los expertos nos señalan la importancia que tiene equiparse bien y aconsejan que te hagas un estudio de pisada antes de decidir.

Existen tres tipos de pisada:

Pronador

La pronación es cuando al pisar, el pie rota hacia el interior. Es esa parte del cuerpo quien recibe todo el peso. Los pronadores suelen correr con las piernas más juntas.

Este tipo de pisada engloba a la mayoría de corredores.

Estos son algunos modelos fabricados especialmente si eres mujer y tu pisada es pronadora.

Supinador

Este tipo de corredor tiende a correr con las piernas más separadas y apoya la zona exterior del pie al pisar. Esta zona es la que recibe el mayor impacto.

Son menos los corredores con pisada supinadora pero ni mucho menos son un caso excepcional.

Si eres mujer y tu tipo de pisada es supinadora te aconsejamos estos modelos de zapatillas que te irán como un guante.

Neutro

Son los corredores que muestran una pisada completamente plana. No sobrecargan ni la parte externa ni interna del pie.

Son muchos los corredores que tienen el tipo de pisada neutra o normal.

Estos son algunos modelos fabricados para este tipo de pisada. Suelen ser los mismos modelos que los de pisada pronadora.

¿Qué tipo de pisada tengo?

Para saber el tipo de pisada que tienes lo más aconsejable es acudir a un centro especializado en podologia biomecánica deportiva dónde te realizarán un test profesional y exacto de tu pisada. Pero si no puedes o no quieres acudir a ningún centro nosotros te explicamos cómo saber con unos sencillos pasos como es tu pisada y así encontrar tus zapatillas perfectas. Toma nota:

Necesitas:

  • Un envase que quepa tu pie, no hace falta que sea profundo, sólo lo necesario para mojar la planta del pie
  • Agua
  • Un papel algo gruesoAñade un poco de agua en el envase o recipiente, los suficiente para mojar la planta del pie.
    Con el pie mojado pisa sobre el papel. Luego levanta el pie y examina la huella que has dejado.

    tipo de pisada, auto-test
    Observa tu huella e identifica tu tipo de pisada. Foto:asics.com

 

¿Que tipo de calcetines?

¿Que tipo de ropa deportiva?


¿Cómo motivarme para no abandonar?

Apuntate a carreras populares

Correr acompañada siempre es mejor

 

Correr adelgaza y lo demostramos: consejos

1. Si queremos quemar grasa y bajar de peso es muy importante variar el entrenamiento. Cuando hayamos cogido una rutina es conveniente modificar la distancia, el recorrido y el ritmo para que nuestro cuerpo no se acostumbre.

2. Tenemos que calentar antes de empezar a correr. Podemos hacerlo con una carrera suave de cinco minutos.

3. Cuando terminemos la sesión de running es muy importante estirar todos los músculos. Con el estiramiento evitaremos posibles lesiones que pueden ser muy perjudiciales y peligrosas.

4. Debemos complementar este deporte con otro tipo de ejercicios.
Ejercicios de refuerzo en las piernas o de relajación como pilates o yoga son perfectos para ayudarnos a relajarnos y a saber controlar la respiración.

5. Es muy importante que tengamos cuidado con la postura que ponemos durante la carrera. Correr adelgaza pero debemos tener cuidado y vigilar nuestro cuerpo.

6. La hidratación es muy necesaria y puede ayudarnos a mejorar nuestra capacidad y resistencia. Las bebidas isotónicas, el agua y el té de todos los sabores son nuestros mejores aliados.

¡Y ahora solo queda que salgamos a correr!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *